Entrada de Blog 5: ¿Qué impacto tiene el inglés en los trabajadores?

Esta es la quinta publicación de una serie de ocho blogs sobre el trabajo que el Institute for Immigration Research (IIR) está haciendo con el Centreville Labor Resource Center (CLRC), para desarrollar una imagen más profunda y detallada sobre el  trabajador inmigrante en los Estados Unidos. En las últimas cuatro publicaciones se describió la gran variedad de servicios que el Centro de Labor CLRC ofrece a los trabajadores. También se examinó razones por la cual que es el trabajador guatemalteco es motivado a migrar a los Estados Unidos (EE.UU.), los factores que desfavorecen la adaptación a su trabajo y vida inicial en la zona norte de Virginia.

En Abril del 2014, el Migration Policy Institute publicó un artículo describiendo que 25 millones de individuos con cinco años o más en los EE.UU. tienen “Habilidades en inglés limitado” (LEP). Esto representa 8.5% de una población de 294 millones de habitantes mayores de cinco años o 64% (16.1 millones) de peronas hispanas considerados con habilidades limitados en inglés. El pertenecer a la categoría de “Habilidad de inglés limitado” quiere decir que el individuo reportó que “no hablaba”, “no hablaba muy bien” o “hablaba bien” el inglés. La mayoría de los trabajadores de Centreville dijeron que su inglés era limitado, cuando les preguntaron. Basado en una escala dentro 0 – 10 (10 siendo la máxima, 0 siendo el minimo de habilidad de inglés), muchos de ellos nos dijieron que estaban en un rango dentro 0-5.

Mucho de los trabajadores que entrevistamos nunca anticiparon en vivir en los Estados Unidos, ni temporalmente, ni permanentemente. Por esta manera, los trabajadores nunca tuvieron la razon de aprender el inglés antes de venir a los EE.UU. Mucha de las razones por la que vinieron inesperadas, por ejemplo la enfermedad de un miembro de su familia u otras razones (Descrito en más detalle en la publicación de la segunda semana).  Según los trabajadores provenientes de Guatemala, es que el inglés es ofrecido solamente en los últimos años de la secundaria y estas lecciones son muy básicos. Solo se aprende los colores y palabras básicas. Esto quiere decir que solo los trabajadores que fueron lo suficientemente afortunados de completar los 12 años de educación, tuvieron la oportunidad de estar más expuestos al inglés. Por ejemplo, cuando se preguntó a uno de los entrevistados si había aprendido ingles en Guatemala, el respondió: “No, nunca tuve clases de inglés en la escuela. Yo trabajaba como asistente de médico ¡algo así como enfermero pues! y allí aprendí unas cuantas palabras de términos medicos en inglés. Fue con ese inglés que me vine por acá a los EE.UU.” Otro dijo: “a mí me ofrecieron pasar inglés en mis últimos 6 meses de escuela, pero todo lo que aprendimos fue nomas números y pues solo se contar en inglés.

En el proceso de las entrevistas, también preguntamos si ellos tuvieron alguna oportunidad de estar expuestos al inglés por medios sociales y/o de televisión. Sin embargo, resulta que la gran mayoría de los trabajadores no poseían un televisor, mucho menos un computador en casa, así como también sufrían de acceso limitado a estas tecnologías en el colegio. Uno de ellos nos compartió: “En Guatemala no teníamos computador ni tele en la escuela y en casa solo teníamos un televisor en el cual no había nada de programas en inglés. La verdad nunca me encontré con el inglés ni por computador ni por TV.”

Casas en los barrios de Guatemala.© David Amsler
Casas en los barrios de Guatemala.© David Amsler

Las limitaciones con el inglés de los trabajadores han impactado su vida tremendamente en términos de bienestar psicológico, habilidad de encontrar empleo e integración en la sociedad Americana. Uno de ellos nos explicó que recién llegado a los EE.UU. perdió su empleo como asistente electricista por su bajo nivel de inglés y inhabilidad a seguir las instrucciones de tal trabajo técnico. Otro trabajador nos dijo: “Al principio era duro pues no entendía ni hablaba el inglés. Yo trabajaba lavando platos por 10 horas al día. Algunos días ganaba 30 dólares y otros no ganaba nada y pues sentía miedo…” de todos modos, este participante nos indicó que su inglés mejoró con el tiempo y así también su confianza.

Pareciera que los trabajadores adquieren sus habilidades de inglés en distintas formas. Algunos atienden a clases de ESL (inglés como segundo idioma) que se ofrecen para todos en el Centro CLRC, mientras que otros tienen tiempo muy limitado para tomar clases de inglés precisamente por el mismo trabajo que desempeñan. Alguno de ellos son más autodidactas y su curiosidad hace que busquen palabras desconocidas por medio de computador, tablets/celulares o computadores del centro CLRC. La mayoría de los trabajadores admiten o se dan cuenta que en aprender el inglés mejorará su habilidad de encontrar trabajo y mejor su pago con menos demanda fisíca. Uno de ellos nos compartió: “Saber el inglés también te ayuda en trabajos de cortar grama y jardinería porque puedes leer las instrucciones que están en las botellitas de los productos que usamos en este trabajo.”

El inglés no solamente les ayuda a trabajar más efectivamente pero muchos de ellos se dan cuenta que también la paga es mejor. La analista profesional del instituto de Brookings, Jill Johnson, afirma una opinión similar—“Immigrants who are proficient in English earn more than those who are not, holding educational attainment constant.” (Los inmigrantes del mismo nivel educacional ganan más si son más proficiente en inglés)


 

Jill's bar graph-jpeg
*Fuente: Análisis de Jill Johnson basado en el ACS del 2012 PUMS; Estos resultados son el cálculo de trabajadores que trabajaron mínimo 35 horas a la semana durante los últimas 50 semanas dentro de un año.

Fuente: Análisis de Jill Johnson basado en el ACS del 2012 PUMS; Estos resultados son el cálculo de trabajadores que trabajaron mínimo 35 horas a la semana durante las últimas 50 semanas dentro de un año.

En nuestro estudio, pareciera que en el Centro CLRC no hay una relación entre el interés del trabajador en las lecciones de inglés y el nivel de educación que tiene los trabajos. Al parecer mucho de los trabajadores que se graduaron de la secundaria prefieren aprender inglés por interacciones directas con sus empleadores y empleados del lugar de trabajo. Al contrario, mucho de los trabajadores que no terminaron la secundaria o abandonaron la escuela en primaria, estaban más dispuestos, abiertos e interesados en tomar clases de inglés. La edad de los trabajadores también los limita en la voluntad de aprender inglés, así como uno de ellos nos dijo: “Apenas entiendo el inglés y casi no leo en español. Entiendo cuando  leo lento. Leo bien lento en español mismo y pues si no tengo que leerlo, pues no lo leo.” El inglés escrito es un reto total para algunos migrantes en sus cincuentas. Sin embargo ellos aún se muestran interés en aprender inglés, sin tomar en cuenta como ellos se califican en inglés a sí mismos. Muchos de los entrevistados por lo menos saben un inglés técnico necesario para los trabajos que ellos realizan.

 

Como se describió en párrafos anteriores, es muy importante para aprender y mejorar sus habilidades del idioma para los. Aunque con poco inglés, estos trabajadores son capaces de encontrar empleo. ¿Sera que el entrenamiento de habilidades vocacionales ayuda al trabajador en asegurar empleo? En la publicación del sexto artículo del blog, exploraremos las diferentes clases de trabajos que los trabajadores pueden realizar en el Norte de Virginia.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s